Semana Santa en Marruecos

  

Viaja a Marruecos en Semana Santa

 

Anímate con alguna de nuestras ofertas para conocer la autentica cultura marroquí, en contacto con sus gentes y tradiciones.
O solicítanos información para crear la tuya propia adaptada a los días de los que dispones.

 

 

Desde Marrakech a Tanger. 7 días y 6 noches. COMPLETO

De Marrakech a Tanger,
por el desierto

 

Día 1:
Aeropuerto – Marrakecha (día libre)

Una de las 4 ciudades imperiales de Marruecos. 
Famosa por poseer numerosos monumentos reconocidos como patrimonio de la Humanidad, y su conocida plaza de Jemaa el Fna.
Podréis recorrer sus diferentes y característicos barrios, la ciudad moderna: Guéliz, Hivernage, Palmeraie, Mellah (el barrio judío)… o dejaros llevar por las sinuosas calles de la Medina, hasta la plaza de Jmaa el Fna, escenario de un sinfín de actividades al aire libre: malabaristas, músicos, faquires, encantadores de serpientes, juglares… que despertaran todos vuestros sentidos, con sus múltiples sonidos, aromas, sabores y colores que la caracterizan. 
Alojamiento en riad.

 

Día 2 :
Marrakech – Gargantas del Dades

Salida por la mañana desde Marrakech, dirección Gargantas del Dades a través de un recorrido conocido como “La ruta del las mil kasbahs”. 
En el camino cruzaremos las Montañas del Alto Atlas, atravesando el puerto de Tizi n’Tichka, punto viario más alto del país (2260m), abriéndonos paso entre numerosos pueblos de nómadas bereberes que habitan las montañas.
Espectacular paisaje que nos llevara hasta la Kasbah de Ait Benhaddou, famosa por ser escenario de más de una veintena de películas, como “Babel”, “Gladiator”, “Lawrence de Arabia”…
Visita libre de este impresionante pueblo fortificado, donde podréis callejear contemplando las numerosas tiendas de artesanía (pintura con especias, joyas, alfombras) hasta llegar al granero que corona la kasbah.
Continuaremos vía Ouarzazate cruzando el valle de Rosas, para adentrarnos en las gargantas de Dades, valle que alberga la máxima concentración de kasbahs. Recorreremos su sinuosa carretera, contemplando el variado y peculiar paisaje rojizo de las montañas del Atlas. Tiempo libre para pasear por los jardines del valle.
Alojamiento en el valle de Dades y cena en el hotel.

 

Día 3:
Gargantas del Dades – Gargantas del Todra – Merzouga (Erg Chebbi)

Desayuno en el hotel.
Nos dirigimos a las Gargantas del Todra, al Norte de Tinghir, donde podréis dar un agradable paseo entre su imponente cañón de paredes de mas de 200 metros de altitud hasta el nacimiento del río Todra.
Continuamos hacia el desierto a través del palmeral del Tafilalet que nos conduce hasta la localidad de Erfoud, antigua puerta del desierto, hoy famosa por el trabajo con los fósiles que se extraen en esta región.
En este punto dejamos atrás el asfalto para tomar la pista de tierra a lo largo de los 50 km que nos conducirán hasta nuestro destino final: las dunas de Erg Chebbi.
A la llegada al hotel en el desierto nos esperan nuestros dromedarios para partir en una ruta de hora y media, abriéndonos paso entre dunas, hasta llegar al corazón del desierto para contemplar el bello atardecer. 
Arropados por la Gran Duna, y disfrutando de la música de los tambores, la cena y el té marroquí, podréis contemplar el inmenso cielo de estrellas y dormir en jaimas nómadas.

 

Día 4:
Merzouga – Rissani – Valle del Ziz – Midelt
 

Desayuno y ducha, y continuamos nuestro camino a Rissani. Donde pasearemos por el que se conoce como el zoco más auténtico y tradicional de la zona, y uno de los más grandes del sur del país, donde se comercia con todo tipo de productos artesanales, comida y animales.
Continuamos vía Erfud, y atravesamos el impresionante Valle del Ziz.
Lo que en su origen fue tan solo era un río que erosionaba tímidamente la roca de las montañas,  es hoy día es un inmenso palmeral superior a 20 kilómetros de longitud, y con más de 18.000 palmeras
Tiempo libre para pasear por el palmeral.
Continuamos más tarde el camino hasta llegar a Midelt. 
Cena y alojamiento en hotel.

 

Día 5:
Midelt – Chaouen

Salida por la mañana temprano hacia Chefchaouen
Pequeña ciudad encantadora que se encuentra en las faldas de los montes Tisouka y Megou, de la Cordillera del Rif, que se elevan por encima del pueblo como dos cuernos, dando así nombre a la ciudad (Chefchaouen en bereber significa: “mira los cuernos”) Ciudad con muy poco tránsito de coches, en la que se respira un aire limpio y fresco que invita a quedarse para descubrir la belleza del lugar y su entorno.
Alojamiento en hotel.

 

Día 6:
Chaouen

Dia libre completo en la ciudad azul, para disfrutar callejeando por sus calles en un entorno de tranquilidad o si lo deseáis, caminar por las montañas que rodean la ciudad.

 

Día 7:
Chaouen – Asilah – Tanger

Desayuno en vuestro hotel y salida dirección Tanger.
En función de la hora de salida de vuestro ferry/avión, se realizará una visita a la ciudad costera de Asilah: sin duda uno de los más bonitos del norte de Marruecos, con su pequeña medina caracterizada por las casitas azules y las pareces decoradas con coloridos dibujos.
Cerramos el circuito llegando a Tánger.
Despedida y fin de nuestros servicios.

 

Incluye:

– Transporte para la ruta descrita
– Conductor-acompañante autóctono que domina el castellano.
– Combustible
– Alojamiento
  1 noches en Marrakech, con desayuno
  1 noche en valle de Dades, a media pensión
  1 noche en campamento de jaimas nómadas, a media pensión
  1 noche en hotel en Midelt, a media pensión
  2 noches en ChefChaouen, con desayuno
– Ruta en dromedario de ida y vuelta hasta el corazón de las dunas.
– Desayunos y cenas (excepto Marrakech y Chaouen)
– Visita de la medina de Asilah
– Visita a la kasbah de Ait Benhaddou
– Visita guiada por la medina de Marrakech
– Transfer de ida y vuelta al aeropuerto/ puerto
– Habitaciones con baño privado

No Incluye:

– Comidas (al medio día)
– Cenas de algunas localidades
– Bebidas

Precio por persona:

Desde 400 euros

Todo Marruecos desde Tanger. 9 días y 8 noches. COMPLETO

 

Día 1:
Tanger – Fez

Recogida en Tánger a vuestra llegada, y salida dirección Fez.
Día libre para conocer la ciudad:
Una de las 4 ciudades imperiales. En Marruecos está considerada como el centro religioso y cultural del país. Su universidad, famosa por el estudio del árabe y la religión musulmana, es un punto de paso de numerosos estudiantes marroquíes.
Tendréis tiempo de pasear y conocer sus diferentes barrios, la zona nueva o Fès el-Jdid, donde encontrareis la Mellah (el barrio judío), la Ville Nouvelle (Villa Nueva) zona francesa en el noroeste de la ciudad y por supuesto, Fez el-Bali, la zona antigua, dentro de las murallas.
Podréis pasear por sus calles y sentir como os transporta a mundos pasados en los que alfareros, forjadores, artesanos y burros cargados con mercancías de diversas procedencias conviven con los turistas que transitan sus laberínticas callejuelas.
También famosa por el zoco de los curtidores, podréis ser partícipes del procedimiento artesano de raíces medievales mediante el cual consiguen dar esos vivos colores al cuero.
Alojamiento en hotel/riad.

 

Día 2:  
Fez – Ouzoud

Desayuno y salida.
Las famosas cascadas de Ouzoud, de 110 metros de altura, están localizadas
en el gran Atlas, en la provincia de Azilal.
Son las más bellas de todo Marruecos, y del Norte de África.
Se encuentran rodeadas de idílicos paisajes pintados de muy diversos colores.
A la tarde, puedes contemplar los monos que habitan la zona, jugando entre ellos, e intentando robar algo para comer a los turistas.
Alojamiento en cascadas de Ouzoud.

 

Día 3:
Ouzoud – Marrakech

Desayuno en el hotel/riad y salida hacia Marrakech
Otra de las 4 ciudades imperiales de Marruecos. Famosa por poseer numerosos monumentos reconocidos como patrimonio de la Humanidad, y su conocida plaza del Jemaa el Fna.
Podréis recorrer sus diferentes y característicos barrios, la ciudad moderna: Guéliz, Hivernage, Palmeraie, Mellah (el barrio judío)… o dejaros llevar por las sinuosas calles de la Medina, hasta la plaza de Jmaa el Fna, escenario de un sinfín de actividades al aire libre: malabaristas, músicos, faquires, encantadores de serpientes, juglares… que
despertaran todos vuestros sentidos, con sus múltiples
sonidos, aromas, sabores y colores que la caracterizan.
Alojamiento en riad

 

Día 4 :
Marrakech – Ait Benhaddou – Dades

Salida por la mañana desde Marrakech, dirección Gargantas del Dades a través de un recorrido conocido como “La ruta del las mil kasbahs”. En el camino cruzaremos las Montañas del Alto Atlas, atravesando el puerto de Tizi n’Tichka, punto viario más alto del país (2260m), abriéndonos paso entre numerosos pueblos de nómadas bereberes que habitan las montañas.

Espectacular paisaje que nos llevara hasta la Kasbah de Ait Benhaddou, famosa por ser escenario de más de una veintena de películas, como “Babel”, “Gladiator”, “Lawrence de arabia”…

Visita libre de este impresionante pueblo fortificado, donde podréis callejear contemplando las numerosas tiendas de artesanía (pintura con especias, joyas, alfombras) hasta llegar al granero que corona la kasbah.

Continuaremos vía Ouarzazate cruzando el valle de Rosas, para adentrarnos en las gargantas de Dades, valle que alberga la máxima concentración de kasbahs. Recorreremos su sinuosa carretera, contemplando el variado y peculiar paisaje rojizo de las montañas del Atlas. Tiempo libre para pasear por los jardines del valle.

Alojamiento en el valle de Dades y cena en el hotel.

 

Día 5 :
Dades – Desierto

Desayuno en el hotel.
Nos dirigimos a las Gargantas del Todra, al Norte de Tinghir, donde podréis dar un agradable paseo entre su imponente cañón de paredes de más de 200 metros de altitud hasta el nacimiento del río Todra.
Continuamos hacia el desierto a través del palmeral del Tafilalet que nos conduce hasta la localidad de Erfoud, antigua puerta del desierto, hoy famosa por el trabajo con los fósiles que se extraen en esta región.
En este punto dejamos atrás el asfalto para tomar la pista de tierra a lo largo de los 50 km que nos conducirán hasta nuestro destino final: las dunas de Erg Chebbi.
A la llegada al hotel en el desierto nos esperan nuestros dromedarios para partir en una ruta de hora y media, abriéndonos paso entre dunas, hasta llegar al corazón del desierto para contemplar el bello atardecer. 
Arropados por la Gran Duna, y disfrutando de la música de los tambores, la cena y el té marroquí, podréis contemplar el inmenso cielo de estrellas y dormir en jaimas nómadas.


Día 6 :

Desierto: Vuelta del Erg Chebbi a través de sus pueblos y cultura.

Nos despertaremos temprano por la mañana, para poder contemplar otro gran espectáculo entre las dunas del Sahara marroquí: la salida del sol.
De nuevo subiréis en vuestros dromedarios para realizar otra ruta de vuelta al hotel.
Tras el desayuno, subiremos al 4×4 para comenzar nuestra vuelta alrededor de las dunas Erg Chebbi, región del desierto poblada de arena, transitando las pistas del antiguo rally Dakar.
Entre las numerosas paradas que nos esperan, descubriremos los nómadas de la zona y compartiremos un té con una familia amiga, compuesta por una madre y su hijo que viven en la hammada del desierto, oasis salvajes en mitad de la nada, espectaculares paisajes, pequeños pueblos y asentamientos desérticos, palmerales…
Cerramos el circuito que rodea las dunas, haciendo un alto en el pueblo de Hassi Lbied, para dar un agradable paseo a la sombra del palmeral y huerto, que abastecen a la población. En este espacio podréis contemplar un perfecto ejemplo de riego a través de acequias y conducción de agua con el sistema de la Khetarra.
Después nos dirigimos a Khamlia, pueblo de gran interés histórico y cultural, de antepasados originarios del África negra.
Allí realizaremos varios talleres con los que aprenderemos como se obtiene el preciado polvo de henna con el que las mujeres marroquís decoran sus manos de vistosos tatuajes, o cómo se hace el pan casero, en un tradicional horno de leña.  (OPCIONAL)
Khamlía además es un pueblo musical, donde los tambores no cesan de sol a sol.
Sus habitantes nos harán disfrutar de la música y danza tradicional, con un concierto de música gnawa, mientras cenamos en un acogedor campamento, entre palmeras, pequeñas dunas y millones de estrellas.
Siempre dispondréis de tiempo libre para descubrir el pueblo y tomar contacto con la población local.

 

Día 7 :
Desierto – Midlt

Desayuno y ducha, y continuamos nuestro camino a Rissani. Donde pasearemos por el que se conoce como el zoco más auténtico y tradicional de la zona, y uno de los más grandes del sur del país, donde se comercia con todo tipo de productos artesanales, comida y animales.
Continuamos vía Erfud, y atravesamos el impresionante Valle del Ziz.
Lo que en su origen fue tan solo era un río que erosionaba tímidamente la roca de las montañas,  es hoy día es un inmenso palmeral superior a 20 kilómetros de longitud, y con más de 18.000 palmeras
Tiempo libre para pasear por el palmeral.
Continuamos más tarde el camino hasta llegar a Midelt. 
Cena y alojamiento en hotel.

 

Día 8: 
Midelt – Volubilis – Chaouen

Salida por la mañana temprano hacia Chefchaouen,
Posible visita a las antiguas ruinas romanas de Volúbilis y continuación del camino.
Chaouen es una pequeña ciudad encantadora que se encuentra en las faldas de los montes Tisouka y Megou, de la Cordillera del Rif, que se elevan por encima del pueblo como dos cuernos, dando así nombre a la ciudad (Chefchaouen en bereber significa: “mira los cuernos”) Ciudad con muy poco tránsito de coches, en la que se respira un aire limpio y fresco que invita a quedarse para descubrir la belleza del lugar y su entorno.

 

Día 9: 
Chaouen – Tanger

Tiempo libre para dedicar a Chaouen, y salida a Tanger a la hora prevista de salida de vuestro Ferry.
Despedida y fin de nuestros servicios.

 

Incluye

– Transporte para la ruta descrita
– Conductor-acompañante autóctono que domina el castellano.
– Combustible
– Alojamiento
  1 noche en Fez, a media pensión
  1 noche en hotel en Ouzoud, con desayuno.
  1 noche en Marrakech, con desayuno
  1 noche en Valle de Dades, a media pensión
  1 noche en campamento de jaimas nómadas, a media pensión
  1 noche en el poblado de Khamlia, a media pensión
  1 noche en hotel en Midelt, a media pensión
  1 noche en ChefChaouen, con desayuno
– Ruta en 4×4 para conocer el desierto de Erg Chebbi, sus pueblos y sus gentes.
– Ruta en dromedario de ida y vuelta hasta el corazón de las dunas.
– Pequeño concierto de música gnawa.
– Visita del palmeral de Hassi Lbied
– Visita a la kasbah de Ait Benhaddou
– Desayunos y cenas (excepto algunas ciudades)
– Transfer de ida y vuelta al aeropuerto
– Habitaciones con baño privado

No Incluye

– Comidas (al medio día)
– Cenas de algunas localidades (Marrakech y Chaouen)
– Bebidas

Precio por persona:

Desde 550 euros

Desde Tanger al desierto. 6 días y 5 noches. COMPLETO

Semana Santa en Marruecos:
de Norte a Sur

mapa

 

4.-curtidores-Fez.jpgDía 1: 
Tánger – Fez

Recogida en Tánger a vuestra llegada, y salida dirección Fez.
Día libre para conocer la ciudad:
Una de las 4 ciudades imperiales. En Marruecos está considerada como el centro religioso y cultural del país. Su universidad, famosa por el estudio del árabe y la religión musulmana, es un punto de paso de numerosos estudiantes marroquíes.
Tendréis tiempo de pasear y conocer sus diferentes barrios, la zona nueva o Fès el-Jdid, donde encontrareis la Mellah (el barrio judío), la Ville Nouvelle (Villa Nueva) zona francesa en el noroeste de la ciudad y por supuesto, Fez el-Bali, la zona antigua, dentro de las murallas.
Podréis pasear por sus calles y sentir como os transporta a mundos pasados en los que alfareros, forjadores, artesanos y burros cargados con mercancías de diversas procedencias conviven con los turistas que transitan sus laberínticas callejuelas.
También famosa por el zoco de los curtidores, podréis ser partícipes del procedimiento artesano de raíces medievales mediante el cual consiguen dar esos vivos colores al cuero.
Alojamiento en hotel/riad

 

desierto53a32597a3420.jpgDía 2: 
Fez – Desierto

Desayuno en vuestro hotel y salida hacia el desierto, atravesando los bosques de cedros de Azrou y los paisajes de las montañas del Medio Atlas.
Parada para almorzar y continuar recorriendo el valle del Ziz:
Lo que en su origen fue tan solo era un río que erosionaba tímidamente la roca de las montañas,  es hoy día es un inmenso palmeral superior a 20 kilómetros de longitud, y con más de 18.000 palmeras
Accedemos al desierto a través de la localidad de Erfoud, en este punto dejamos atrás el asfalto para tomar la pista de tierra a lo largo de los 50 km que nos conducirán hasta nuestro destino final: las dunas de Erg Chebbi.
A la llegada al hotel en el desierto nos esperan nuestros dromedarios para partir en una ruta de hora y media, abriéndonos paso entre dunas, hasta llegar al corazón del desierto para contemplar el bello atardecer. 
Arropados por la Gran Duna, y disfrutando de la música de los tambores, la cena y el té marroquí, podréis contemplar el inmenso cielo de estrellas y dormir en jaimas nómadas.

 

tetera53a3259d6decf.JPGDía 3: 
Desierto: Visita a sus pueblos bereberes y oasis.

Nos despertaremos temprano por la mañana, para poder contemplar otro gran espectáculo entre las dunas del Sahara marroquí: la salida del sol.
De nuevo subiréis en vuestros dromedarios para realizar otra ruta de vuelta al hotel.
Tras un abundante desayuno marroquí, subiremos al 4×4 para comenzar nuestra vuelta alrededor de las dunas Erg Chebbi, región del desierto poblada de arena, transitando las pistas del antiguo rally Dakar.
Entre las numerosas paradas que nos esperan, descubriremos cómo y dónde viven los nómadas de la zona y compartiremos un té con una familia, oasis salvajes en mitad de la nada, espectaculares paisajes, pequeños pueblos y asentamientos desérticos, palmerales…
Cerramos el circuito que rodea las dunas, haciendo un alto en el pueblo de Hassi Lbied (pozo blanco), para dar un agradable paseo a la sombra del palmeral y huerto, que abastecen a la población. En este espacio podréis contemplar un perfecto ejemplo de riego a través de acequias y conducción de agua con el sistema de la Khetarra.
Inevitable visita al pueblo depueblo de Khamlía, de gran interés histórico y cultural, de antepasados originarios del África negra.
(Allí aprenderemos como se obtiene el preciado polvo de henna con el que las mujeres marroquís decoran sus manos de vistosos tatuajes, o cómo se hace el pan casero, en un tradicional horno de leña)  *posibles talleres opcionales
Khamlía además es un pueblo musical, donde los tambores no cesan de sol a sol.
Sus habitantes nos harán disfrutar de la música y danza tradicional, con un concierto de música gnawa, mientras cenamos en un acogedor campamento, entre palmeras, pequeñas dunas y millones de estrellas.
Noche y alojamiento en campamento en el pueblo.

 

1. valle del zizDía 4: 
Merzouga – Rissani – Valle del Ziz – Midelt 

Desayuno y ducha, y continuamos nuestro camino a Rissani. Donde pasearemos por el que se conoce como el zoco más auténtico y tradicional de la zona, y uno de los más grandes del sur del país, donde se comercia con todo tipo de productos artesanales, comida y animales.
Continuamos vía Erfud, y atravesamos el impresionante Valle del Ziz.
Lo que en su origen fue tan solo era un río que erosionaba tímidamente la roca de las montañas,  es hoy día es un inmenso palmeral superior a 20 kilómetros de longitud, y con más de 18.000 palmeras
Tiempo libre para pasear por el palmeral.
Continuamos más tarde el camino hasta llegar a Midelt. 
Cena y alojamiento en hotel.

 

5. Medio AtlasDía 5: 
Midelt – Chaouen

Salida por la mañana temprano hacia Chefchaouen
Pequeña ciudad encantadora que se encuentra en las faldas de los montes Tisouka y Megou, de la Cordillera del Rif, que se elevan por encima del pueblo como dos cuernos, dando así nombre a la ciudad (Chefchaouen en bereber significa: “mira los cuernos”) Ciudad con muy poco tránsito de coches, en la que se respira un aire limpio y fresco que invita a quedarse para descubrir la belleza del lugar y su entorno.
Alojamiento en hotel

 

Día 6: 
Chaouen – Asilah – Tanger

Desayuno en vuestro hotel y salida dirección Tanger.
En función de la hora de salida de vuestro ferry/avión, se realizará una visita a la ciudad costera de Asilah: sin duda uno de los más bonitos del norte de Marruecos, con su pequeña medina caracterizada por las casitas azules y las pareces decoradas con coloridos dibujos.
Cerramos el circuito llegando a Tánger.
Despedida y fin de nuestros servicios.

 

Incluye:

– Transporte para la ruta descrita
– Conductor-acompañante autóctono que domina el castellano.
– Combustible
– Alojamiento
  1 noche en Fez, a media pensión
  1 noche en poblado de Khamlia, a media pensión
  1 noche en campamento de jaimas nómadas, a media pensión
  1 noche en hotel en Midelt, a media pensión
  1 noche en ChefChaouen. Con desayuno
– Ruta en 4×4 para conocer el desierto de Erg Chebbi, sus pueblos y sus gentes.
– Ruta en dromedario de ida y vuelta hasta el corazón de las dunas.
– Pequeño concierto de música gnawa.
– Visita del palmeral de Hassi Lbied
– Desayunos y cenas
– Transfer de ida y vuelta al aeropuerto/ puerto
– Habitaciones con baño privado

No Incluye:

– Comidas (al medio día)
– Cenas de algunas localidades
– Bebidas

Precio por persona:

Desde 350 euros